jueves, 3 de enero de 2013

Hola!! hoy es un día muy especial ya que no solamente he recibido los dos primeros ejemplares de prueba sino que he vendido el primer libro formato kindle!!!! Gracias Flo Mincucci por apostar por mi sin conocerme y haberte enganchado con la historia!!!
También Vilma, por tu gesto y haberte transformado en la primera que lo adquirió versión papel!!! Los ejemplares que quieran adquirir los conocidos a través mio en forma directa tendrán que esperar hasta marzo. El costo será de 50 pesos. 


Les dejo una foto para que vean mi alegría y una vez más, muchas gracias!!!!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Que buenas fotos!!!

Anónimo dijo...

Espero que la historia sea tan linda como la autora, muy bueno el blog.

Anónimo dijo...

Interesante historia, interesante la autora, una combinación exitosa.Cuando es la presentación para conocer las dos obras. Espero con ansia!!!
Facundo

Anónimo dijo...

Espero poner la misma cara de satisfacción que tenes, cuando empiece a leerlo.
Por lo poco que pude leer escribís tan lindo como sos...

Fede

Anónimo dijo...

La maternidad y el abandono como ejes me produce mucha intriga muy buena idea. Me gustaría conocerte para poder indagar mas sobre como se te ocurrió.

Silvana

Anónimo dijo...

Silvina que bueno encontrar mujeres escribiendo historias de mujeres,sobre la sensibilidad que solo nosotras podemos encontrar.

Luisa

Descalza sin tu nombre dijo...

Gracias a todos por sus comentarios!! La maternidad y el abandono siempre me interesaron porque tienen que ver con la vida que llega y el destino último: el amor que buscamos todos los seres humanos. Creo que son temas que tienen muchas más variantes por lo que no descarto escribir luego otra ficción vinculada a estas cuestiones. Y si, con respecto a la sensibilidad, el libro está indicado sólo para gente sensible. Igual, si a algún duro (o piropeador, jeje) se le escapa una lágrima, sería un gran logro. Saludos!!

Anónimo dijo...

Los piropeadores somos gente sensible a la belleza femenina y esto incluye las palabras que escriben...

Fede